Los dones

Son privilegios concedidos por la naturaleza o la divinidad a determinadas personas.

Si meditamos, podríamos considerar que son dones la facultad de Lucas para inmovilizar a las culebras; la de Isabel, la mujer del artista, para conocer que iba a terminar la vida de algún enfermo; la de Agustín, el Negro, para curar las anginas; la de Fernando, el hijo del Moreno la Lupe, para sanar, con la sola imposición de sus manos las dolencias femeninas. En mí, la facultad para poder transmitir el pensamiento a la Pasma para que adivinase mi porvenir. No digamos del zahorí, para saber donde ubicar las corrientes subterráneas de agua. Debemos aceptar que existen facultades que carecen de una explicación lógica. Si se demuestra que ahora no existen ya esas gracias, nosotros lo habremos perdemos y seremos más pobres que hace un siglo.

Los dones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.