Mi invento para evitar perder agua en la noria

Era el año 1960, fui con unos ganaderos a visitar la finca, llamada el Romal. Un burro a la distancia exacta de la almijarra, daba vueltas y movía un aparato, que conocía de referencias, la noria. Pero que nunca había visto una en funcionamiento.

Aclaro, la noria, se usó en Egipto, parece que nos la trajeron los árabes y llevaba, en su trabajo unos dos mil quinientos años..

Me quedé mirando el trabajo del animal con sus antojeras y los arcaduces subiendo sin cesar y dejando en su ascensión verter parte del agua.

Mi pregunta parecía ingenua y torpe a los dos hermanos ganaderos, los señores Piriz.

- ¿Cómo es que se pierde el agua al subir y no llega toda arriba?

No lo meditaron mucho, (para sus caletres yo era un necio).

- No se pierde, cae al pozo.

No habían entendido mi pregunta. Di en imaginar que podría tener una solución, pero yo era un curioso, no un ingeniero. Comencé a imaginar soluciones. Tuve oportunidad de visitar Alcantarilla, allí la mayor noria de España, no la movía un animal, la fuerza de la acequia movía los cajones, que al subir iban derramando el agua. Mi pregunta y la misma respuesta,

- Nada se pierde, el agua cae de nuevo a la corriente.

La lógica, había impedido en más de 2500 años hacerse la pregunta. No podía insistir.

Creo que seré una de las personas que mas hayan leído sobre norias. Supe que aún se fabrican para su río Orontes y para exportar, es el Hamma. Precisamente junta al río Orontes, donde la batalla de Ramssés II y los hititas. Muwatallis II. 1.247 a C. mayo.

Llegué a imaginar varias soluciones. Habían pasado muchos años, yo estaba próximo a la edad en que la gente vieja se muere. Quise patentar el invento. En España es algo inaudito y muy caro. Me informé de una oficina de Patentes. Le pregunté al ingeniero luego de asegurarme que ellos no podían quitarme el invento. (Poema Pentaur)

Recuerdo; el ingeniero de Patentes me dijo.

- Lo suya señor Plaza, el huevo de Colón.

Presenté dos soluciones, una ya estaba descubierta, era el Vaso de Tántalo. El segundo a los tres años y luego de pagar muchas facturas, lo aprobaron.

  • Se inició la tramitación por HEDA, patentes y Marcas 14 de junio 2007.
  • Presentación del invento en el Ministerio de Industria Turismo y Comercio
  • Certificado-Título de Patente de Invención. Fecha de expedición 31/08/2011.
  • En 4 años 1 mes y 17 días, se han realizado mejoras, basadas en la misma idea y  simplificada la solución. No se podía agregar al primer proyecto, por lo cual se presentaron, en el Registro de la Propiedad Intelectual. Comunidad de Madrid
  • 5 de Julio 2010, solicitud para una modificación de válvula de salida, con una mas simple, válvula tronco-cónica, que se adosa al orificio del arcaduz e impide la salida del agua Se presentan los dibujos correspondientes
  • El 1 de Abril de 2011 se resuelve y acepta. Adaptación fácil a cualquier cangilón
  • Dia 17 de Enero 2012, se presenta nueva modificación, muy similar, La válvula, va unida por una cadena, al cuerpo del cangilón, (pequeña variación de la anterior)
  • Se acepta y Resuelve, con fecha 11 de Abril de 2012.
  • Dibujo del proyecto aceptado que es fatigoso de adaptar pero consigue el efecto.
  • Dibujo de la válvula tronco-cónica; modelo reducido, se ha de acoplar al grueso.

 

Foto invento de la patente

Foto invento de la patente

Foto invento desde abajo

Foto invento desde abajo

Foto invento desde abajo2

Foto invento desde abajo2

Foto invento desde arriba

Foto invento desde arriba

Foto invento desde lateral

Foto invento desde lateral

 

2 pensamientos sobre “Mi invento para evitar perder agua en la noria

  1. En el cosmos la forma más sencilla y más bella es la esfera. En la ciencia la solución más sencilla y más bella es arte. Enhorabuena por una solución redonda. Tales de Mileto ya tiene compañero. Feliz cumpeaños.

  2. D.Ignacio, aunque con retraso, le deseo que haya pasado un feliz día de su 97 cumpleaños en compañía de sus seres queridos, que le quieren y admiran, en especial el Señor del Jerte, de mente florida como la flor del cerezo que ésta primavera han brotado justo para celebrar su cumpleaños. Me gustaría tener una charla con Ud. sobre su invento y también sobre los Molinos de Agua. Desde pequeño, he sentido gran curiosidad por su funcionamiento. Por lo que veo, es ud. un hombre del Renacimiento. Le deseo cumpla otros noventa y siete más, por lo menos. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>