Y te vas sin hacerte la pregunta

 

“A pique de morirte, cuando se cierre la puerta de tu vida

y se abra la puerta de la muerte, dime;

si alguna vez te hiciste la pregunta,

de, para qué viniste.

Ya tuviste un hijo,

hasta plantaste un árbol

y publicaste un libro,

para leyenda de los tuyos.

Espero solo de tus labios, la respuesta.

¿Te hiciste, acaso, la pregunta

de para qué viniste?”

 

 

 

Y te vas sin hacerte la pregunta
1 voto, 5.00 valoración media (91% score)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>