La curiosidad

La curiosidad

En un pueblo de Andalucía y hace aproximadamente cien años, existían unas creencias, posiblemente supersticiones, que ahora lo más que nos producirían, sería mera sonrisa. Pero la vida era así, entonces.

Una de las personas importantes, era la hechicera, hada o pasma. Tenías que huirla, pero al final te sorprendía y te encortaba o hechizaba y no te podías mover, mientras te leía, lo que sería tu vida.

Recuerdo que a mí, por ser el quinto nacido de los hermanos, tendría que tener un don. Más de uno me lo había pronosticado; pero nadie me decía. Tu gracia o don será éste. Incluso tuve el encuentro con la Pasma y leyó en mi cara lo que sería mi vida. Estas fueron sus afirmaciones, tendrás; un don, una buena memoria, serás curioso, (lo tomé por limpio),vivirás muchos años y vendrás a tu pueblo y le dirán, el Forastero.

Antes de dejarme ir, me dijo una canción que no entendí. La decía a todos los niños. Lo supimos todos a su muerte cuando no era preciso obedecerla. Mi don fue insignificante y efímero, mi madre me lo cortó ¡Nunca más! Buena memoria, la supe cuando estudiaba, Sin ella no hubiera aprobado. La curiosidad, que supe  a los 55 años. Observé algo que en más de 2000 años nadie había visto. Encontré la solución y la tengo patentada. A mi 90 años, en visita a mi pueblo, en dos bares, me llamaron Forastero.

La canción que nos dijo a todos los niños se reducía a que en la noche de bodas, no cumpliríamos. Muerta el Hada, nos lo dijimos todos.

En las fiestas del año 1950, no reunimos, éramos 11 matrimonios a los que había afirmado que no cumpliríamos. Comprobamos que aquella afirmación, no se había cumplido. La Pasma había fallado.

En las fiestas del 1975, solo quedábamos 6 matrimonios. Comentamos lo de la Pasma y aunque no con el celo y la intensidad de la primera noche, todos habían cumplido con su esposa. Eran las bodas de plata.

Llegó el año 2000, celebrábamos las bodas de oro, Sólo quedábamos dos de los once matrimonios. Uno en Cataluña, el otro en Castilla y León. Nos pusimos en contacto. Tuvimos que reconocer que la Pasma, no se había equivocado. Sin duda se refería, a la primera noche, de las bodas de oro.

Don X, en cama blanda la noche que se casó,

toda ella apuntado y el tiro no se lo dio.

Aquella fue la canción a todos los niños del pueblo.

La curiosidad
0 votos, 0.00 valoración media (0% puntuación)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>